Blogia
El Cafelito

De Regreso

Cómo empezar a escribir tantas y tantas historias que me han ocurrido desde que cerré el cafelito ese mayo del año 2006. Han cambiado tantas cosas...Hoy he decidido retomar este rincón de mi vida, porque sé que hay personas que aún leen el cafelito, de vez en cuando, cuando se acuerdan. Siguen estando aquí, tantas memorias, tantos recuerdos.

"La noche que te encontré" fue mi último artículo y la primera vez que escribí sobre Nacho, hoy, mi marido, el amor de mi vida.

Sí, ahora soy una mujer casada, ni siquiera aún he hecho un mes, el día 13 de septiembre de 2008 fue el gran día, un día que he de reescribir para que tantos recuerdos no se desvanezcan porque aún hoy, recién llegada de mi Luna de Miel, los recuerdos de ese día se agolpan en mi cabeza, haciéndome sonreír a cada instante.

Todo comenzó con la llegada con mis amigas de Madrid, nuestra gran comidita el día de antes, con los nervios a flor de piel. La noche de antes, sin apenas poder dormir, con mi traje de novia colgado del dosel de mi cama, el traje de mis sueños.

La hora de vestirme de novia siempre permanecerá en mi recuerdo...con aquellos problemillas que tuvo el vestido pero aún así todo quedó perfecto. La salida de mi casa del brazo de mi padre y la entrada a la Iglesia...qué decir de ese momento? cuando vi a mi futuro marido en el altar, esperandome...esa mirada permanecerá siempre en mi recuerdo y en mi corazón.

Luego todo forma parte de un ir y venir de imágenes, la celebración en Villa Tiberio, todo lo que nos reímos, cuando abrazadas las cinco lloramos por nuestros años en Villa y porque aún hoy, esa amistad sigle latente, tan fuerte como el primer días. Todo el mundo que quería estaba allí, bueno, no todos, otro observaban desde arriba.

Recordaré siempre ese "Is raining Man" subidas al escenario, con esa pedazo de cantante, que fue el broche de oro del día. Así como el momento de bailar "nuestra canción" con mi amor o ese "Ya te encontré" con mi Flaca. Las sevillanas en el césped...el momento del baño...el baile final. Podría continuar durante horas escribiendo sobre el día de mi boda porque fue, sin duda, el mejor día de mi vida.

La salida en el Mercedes de Ina, con Nacho conduciendo y yo de copiloto, con todo el traje de novia...toda una postal de felicidad.

Y ahora estoy quí, De regreso, intentando reorganizar mi vida, mi nueva cas ay mi nuevo hogar. Hoy regreso a muchas vidas, incluída a este rincón El Cafelito, que hoy retomo. Bienvenidos de nuevo. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

myself -

¡Qué alegría! Hacía mucho que no entraba a El Cafelito. Fíjate por donde me da por entrar y me encuentro que vuelves a retomarlo. Me alegro mucho. ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres