Blogia
El Cafelito

Encuentro

Aquel día no tenía ganas de salir, era domingo. Estaba roja por el sol, cansada y hambrienta, se hubiera tumbado en el sofá a ver una película y se habría quedado dormida. Pero en el último momento de la tarde la convencieron. Esta bien, iremos a la fiesta de la playa.
Llegaron las primeras, como siempre, y esperaron a los demás. En un primer momento no reparó en su presencia, lo saludó como si tal cosa y dejó que el tiempo fluyera. Coincidió a su lado en el corro de la arena, quizás fue ahí cuando le miró a los ojos por primera vez. Esta vez si reparó en él, había algo en su mirada.

Pero no se sentía extraña sino divertida, entre risas, chistes y copas lo descubrió. Increíble, pensó, no puede ser cierto...La noche empezó a contener cierto aire mágico y todo ocurrió con total normalidad. Una conversación y una mirada. Ahí terminó todo.

Pasó algún que otro día y ella no pensó en aquella noche, la noche en que lo conoció. Quizás debería olvidar, por eso no se permitió el lujo del pensamiento. Pero el destino jugó bien sus cartas y días después volvió a ver aquella mirada, esa vez no pudo rechazarla...lo intentó pero no pudo luchar contra aquello y se dejó llevar...

Después de aquella noche, un solo encuentro más y su mirada desapareció. Se esfumó. Ella tenía tan claro lo que había sucedido que no pensó ni por un sólo segundo en el futuro, en un futuro encuentro. Noche de verano, amor de verano...no tiene la menor importancia.

Pero aquella mirada...volvió. Y al contemplarla tuvo la sensación de que él ya no era un extraño, ni un juego, ni uno más...había algo en él que la desconcertaba. Pasaron algunos días juntos, cinco encuentros tal vez y bastaron. Ella sabe que la distancia no es sabia en amores y que quizás lo que compartieron no fue amor exactamente pero que fantástico fue conocerlo. Y aunque la vida o el destino nunca vuelva a unirlos en un mismo lugar, aunque no vuelvan a verse, aquellos encuentros habrán merecido la pena, porque lo que ella no sabía y no comprendía en ese momento, es que conocerlo a él haría algo verdaderamente increíble: que ella se conociera a sí misma...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Rut -

Monocamy no te ateverás a pintarle un bigote a mi Jelen verdad???? xq cojo yo una de tus fotos de tu blog, la estropeo y la cuelgo por Marbella cual carteles!!! asi q cuidaito...
Y como que no sabes quien soy yo???, busca mejor entre las fotos de mi blog..y me encontrarás...Bueno, yo mejor no te doy ideas...
Y no seas tan criticón!!! ;))

anonicamy -

la encontréeeeeeeeee

era el artículo "felicidades, mi jelenlín"

Photoshop!! camina conmigo!!!

:O

;)

monocamy -

Jijijiji...

esas explicacionesssss diáfanasss no sé yo, no sé yo.... xDDD

Vaaale, aceptamos FACETA como réplica a mi crítica, después de todo, el bloguescatérgoris es tuyo :P

Perooooooo, en represaliaaa, tiene que haber un sacrificio, hala. Como no sé quién eres tú, voy a tener que buscar la foto de Jelen, creo que habías colgado una en la que salía toda guapa ella con su sonrisa profidén. Me la voy a bajar y a pintarle un bigote, siiiiiii

wow wowww

quémonavazzaeztaRRR xD

Marta -

me ha encantado esa reflexión final, el poder conseguir conocerse a una misma, gracias a los encuentros con otra persona. Ains, que bonito.

Rut -

Monocamy, Jelen tiene razón...ella conoció una faceta de si misma y comprendió muchas cosas...pero me encanta que seas tan crítico, porque las historias son así, a algunas personas les transmite una cosa y a otras, otra.
Mi Jelen, gracias por tus palabritas...tú siempre tan cafetera..jujuju.
Besitos

jelen -

gorda!! que bonito!! Monocamy, creo que la ruka se refiere a conocer cierta parte de ella que no conocía (o me equivoco shuli???) es que juego con ventaja por que ya me se la historia jijiji

Besotes

monocamy -

:)

Qué linda historia. Ese chico creo había asistido a un cursillo de miradas arrebatadoras :PP

De todos modos, aunque es un final precioso.... hum.. no sé si será tan fácil conocerse a sí mismo, ni tengo claro que concerse a uno mismo sea una circunstancia espontánea.

Más bien considero que requiere muuuucho tiempo, a veces no llega toda una vida..

:)

Pero chica, no pongas esa cara :P. Si la historia me encantó, sólo estoy sometiendo a crudo análisisssss el mensaje que encierra :D

:*
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres