Blogia

El Cafelito

Mensajes en las botellas

Hoy, leyendo post ajenos he sentido la necesidad de escribir más. Me explico, no os pasa que cuando leéis cosas ajenas os inspirais para escribir cosas propias??? Esta mañana al leer el blog de Ali (Diario de una becaria), he leído una historia que nos ocurrío y que provocó durante meses carcajadas a montones. Después, por casualidad, he llegado al blog de una de sus lectoras, Victoria, y en él he leído algo sobre que bueno sería tirar un mensaje en una botella...Entre historias pasadas y botellas de vidrio lanzadas al mar, ahora no puedo dejar de teclear. También he pasado un rato por el blog de mi Rulox (La vida de un Flamingo) y me ha hecho  Laughing. Y me he dado cuenta de que me encantaría meter dentro de esa botella de cristal todos, absolutamente todos mis buenos recuerdos. Cada botella tendría su etiqueta, con su nombre, su fecha y sus protagonistas. Es más, creo que voy a crear un tema que se va a llamar "En una botella..."

 Hoy que tengo a mis dos amigos de Madrid en la cabeza, voy a empezar a crear la botella donde la etiqueta rezaría "Años por Villa. Donde nos perdimos y nos reencontramos". Dentro de esa botella metería millones de momentos, millones de historias. Algunas a destacar serían:
 
Aquel jueves negro, esa fiesta de la primavera, ese carrete que se perdió, metería la tortilla de la Sociedad, metería todas las tardes de estudio con mi Jelen, metería una de las tardes en Las Brasas, sus bravas y su calimocho con mora, metería uno de los pisos de Rulox dnd vivía Zebastian, también metería mi partida de la Resi y como no, mi llegada al piso de la plaza del parador, metería varias noches en el casablanca,metería el Bross y la canción que decía algo así como "un petá petí petá un petá petíiitíii", metería el Duende enterito y también El límite, metería la noche en que jugamos al twister en el piso, metería todos nuestros cumpleaños, metería algunos amores sólo los imprescindibles, metería algunas fotos, la noche en que Rosa fue a Eurovisión, metería alguna que otra clase de Peredo,  metería nuestro programa El Cafelito, metería también alguna tarde en la Leonardo Da Vinci y millones de noches en La Abadía, metería las buenas notas, la cafetería del A y del C, metería Repografía y los locutorios de radio con Juanjo, metería una mañana en las escaleras de la uni tomando el sol, metería el pisto de Ali y el pollo al chilindrón de Isa, también metería el pescaito de mi Jelen y a ella entera si pudiera, metería las series nocturnas y nuestro trabajo de investigación en Lavapiés, metería a lo grande nuestro viajesito a Cuba......así continuaría durante horas.
Esta botella aún está incompleta.... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Al fin

Miré al frente e intenté anularte

hacerte desaparecer ante mis ojos.
 
Si no podía borrarte a ti,
intenté borrarme a mi,
yo sola, yo misma.
 
Y de repente, como por arte de magia,
ya no estaban allí.
Sí tu cuerpo pero no mis sentimientos.
 
Mis anhelos se ausentaron al fin
y me sentí libre. Ya no te busco. Nunca.
 
No sé como en unos solos segundos
borré años de deseos. 
 
Paz. Eso fue lo que sentí,
porque ya no estabas allí.
No había rastro de ti, ni de mi,
ni de lo que sentí en el pasado.
 
Desde entonces ando ligera,
ágil como una pluma
porque ya no me pesan mis sentimientos. 
Ya no me incomoda tu presencia, ni tu rostro...
Ya nada se me atraganta.
 
Cuando te veo, ya no me traiciona mi imaginación,
ya no veo esa imagen imaginaria que había creado de ti.
 
Te veo a ti y no siento nada,
y me encanta... 

Una historia..

Esperaba en una mesa de la plaza, con una taza de café sobre sus manos, a pesar de que la mañana era soleada corría una ligera brisa otoñal que refrescaba su cara. Intentaba mantener la calma. Su mirada estaba posada sobre el café, intentando perder su mirada en el líquido marrón, como buscando algo sobre el fondo que no era capaz de ver. Lo esperaba impaciente, intentado pensar qué le diría y cómo descubriría lo que hacía tiempo la tenía desconcertada. Tenía que saber que era lo que pasaba por su cabeza e imaginó que al verlo sus dudas se resolverían. Bebió otro sorbo de café y miró a su alrededor, una anciana estaba sentada sobre un banco y lanzaba migas de pan a los pájaros que revoloteaban a su alrededor. Sus ojos eran de un azul celeste, profundos como su mirada, parece que sonreían.

Por más que intentaba mantener la calma no lo conseguía, había pasado mucho tiempo y ambos poseían vidas paralelas, cada uno absorto en su trabajo y su vida, separados pero sin olvidarse. Él había sido el eje de su vida durante algún tiempo, pensaba que jamás podría estar sin perderse en su mirada. Había estado 11 años sin contemplarla. 
Una tarde ella cogió su maleta y desapareció, algo que aún no había logrado comprender hizo que se alejara, dejándolo atrás, fuera de su vida, de su alcance... Ahora ella había regresado y buscó el papel arrugado que había guardado como un tesoro, en él, su nombre en tinta negra parecía desgastado, y había escrito 9 números. Los 9 números que le unían a él. Terminó su café y pidió otro, necesitaba ahogar su nerviosismo.
 
De repente, su corazón se sobresaltó y sus pupilas temblaron sobre sus ojos, allí estaba él. Los años habían desgastado un poco su rostro, parecía más cansado, más hombre, pero su mirada estaba intacta, sus ojos seguían teniendo ese verde que la fascinaba...Al verla él sonrió, se acercó y se sentó delante de ella, sin decir palabra, se le había quedado mudo el corazón.
Se limitó a cogerle las manos y a sonreirle con la mirada. No hizo falta que se dijeran alguna palabra, ni un saludo, ni una sola explicación.
Ella comprendió en ese instante que su huída no había agotado su amor, y aquella mañana de otoño cuando ella se reencontró con él lo comprendió: da igual donde vayas y las vueltas que des en tu vida, porque si unos ojos te aman, nunca dejarán de mirarte de la misma forma... 

De regreso...

Hoy regreso de muchos sitios a la vez, no os pasa a veces que tenéis la sensación de estar perdidos, en algo que os fascina eso sí y dejáis de lado mil cosas, pues yo deje de lado mi Cafelito. Envuelta en mi trabajo, escribiendo, cubriendo eventos,anotando nombres, saliendo con mis amigas y disfrutando de mi familia. He estado perdida descubriendo y hoy por fin regreso.

 
Si tuviera que contar el más de un mes que he estado de viaje como quien dice, tardaría horas en escribir y necesitaría muchos post, diré solo que estoy viviendo una etapa feliz, en muchos, muchísimos aspectos. Que a veces me sorprendo a mi misma sonriendo sin motivo. Eso es bueno. Cosas tan sencillas y cotidianas como animar a mi sobrino desde una grada de un campo de fútbol, viendo como con sólo 6 años pelea y lucha por parar la pelota. O como su hermano de tres años sale del colegio y me dice que me ha dibujado, que eso ha sido lo que ha hecho en el cole. O como mi hermana ya ha aprendido a utilizar el messenger, con sólo 7 años, como se cambia el nick, como chatea,dejándome boquiabierta. Mi hermano pequeño también me sorprende día a día, me encanta ver como corre para que yo no le quite el sofá y el mando. El más pequeño de la familia, Keanu, es el más cariñoso, te da besos sin que tú se los pidas y te dice I love you cuando se va...
He de decir que ahora estoy de regreso no sólo aqui, en mi Cafelito, sino en mi vida de siempre. Después de haber estado fuera de mi casa seis años entre estudios, master y prácticas, volver a casa ha sido lo mejor que he hecho en mucho tiempo. He vuelto para descubrir que mis amigas de siempre siguen estando ahí. Y no me sorprenden. Ahora parece que las conozco más y me lo paso genial con ellas, como si nunca nos hubiéramos separado aunque a la vuelta de vacaciones siempre estuvieran ahí, el hecho de verlas cada día te demuestra que son mejores amigas, mejores que antes.
 
 
Y ya que estoy de regreso voy a ir visitando uno por unos los blogs de mis antiguos visitantes, para que no piensen que el Cafelito ha desaparecido...
 
Un beso grande para todos aquellos que de vez en cuando venís a tomaros un cafelito, ahora calentito, porque, que frío.... 

La noche de Clara

La noche de Clara

Todos hicimos un pequeño hueco en nuestras agendas para acudir al evento del año 2005. La puesta de largo de Clara. Mi prima. Día: 1 de octubre. Hora: 22:00 horas. Lugar: Finca La Marismilla, Sevilla. Impresncindible: traje largo y smokin. Total: 150 personas

Todo eso dio mucho que hablar pero al final, todos nos pusimos los atuendos que exigía tal acontecimiento y acudimos a la fiesta. A las 20:00 en punto, toda la familia Domínguez (faltaba alguno que otro)se citó en la Torre del Oro de la capital hispalense para coger el autobús que nos llevaría directamente a la "hacienda Elizondo" (jeje). Después de un intento fallido por hacer que el autobús arrancara, por fin llegamos al lugar de la fiesta. Un carril lleno de antorchas nos esperaba y es lo que tiene llevar traje largo y estar en el campo, que andar es casi imposible pero llegar, llegamos. La homenajeada estaba guapísima con su traje blanco.

Los Domínguez, por eso de que somos lo que somos, nos hicimos un hueco y nos apoderamos de una mesa que más tarde un grupo de señoras nos arrebataron ( "señora, yo seré joven pero a mi también me duelen los pies...") Y entre bandeja de canapés, copas de cerveza, de tinto y más tarde de champán, la noche que ya es conocida por frases como "esto no es Whiskey, es JB" o " A none vamos conductor??" comenzó y terminó a las mil maravillas. Para cuando el grupo empezó a tocar sevillanas y rumbas, nosotros ya bailábamos tambaleándonos peroo cuando la barra libre se abrió y el DJ llegó la cosa mejoró o empeoró, según se mire.

Las copas hicieron que la gente cantara eso de Kien es ese hombre??? o buscara la luz en un cuarto de baño portátil, que algunos se cayeran o perdieran sus mantones...Algunos dijeron algo así como:

"Probando, probando..: oyeee, que somos los dominguez..."
" primero: no soy wapa, segundo: mira mi pelo y tercero: voy a beber"
"Dónde está mi mantón???"
"Señora Matilde: estan destrozando el autobús"
"Pero usted ha visto mi mantón...???"

E infinidad de frases más, típicas de una noche como aquella, donde echamos de menos a mucha gente y donde bailamos, reímos y disfrutamos. Clarita ya te había felicitado desde mi espacio peroooo en el Cafelito tenía que haber una crónica de tu gran noche, que también se convirtió en la nuestra.

Gracias amore por una noche como aquella!!! Besitos

Un minuto

Sólo dispongo de un minuto para escribir, pero después de haber leído los comentarios del post anterior se merecían una respuesta mejor que un simple comentario. Mejor un cafelito cortito y rápido. A los que os parece raro que lo arhive como Sin pensar, os diré que es sin pensar porque lo escribí así, sin pensar en lo que escribía, empecé y ya no pude parar hasta darle un final a mi pequeña historia. Aporreando las letras del teclado casi sin respirar. Monocamy, no te atrevas a ponernos bigotitos...y Pepe, no me esperaba tu comentraio y me ha hecho mucha ilusión, muchas gracias por leer mi Cafelito. Y a todos los demás, gracias por vuestras palabras.

Bueno, esta semana está siendo agotadora, estamos en el cierre de la revista de octubre y ando de cabeza, por eso no vengo tan a menudo a tomar cafelitos cibernéticos, más bien me los inyecto de manera intravenosa..jejeje.

Un beso

Sin título...

Aquella mañana él estaba sentado al pie de la escalera, con su cara hundida sobre sus piernas y el pelo revuelto. En sólo décimas de segundo su mundo se había vuelto oscuro e incierto, todo había quedado patas arriba y desordenado. Si intentaba levantarse se tambaleaba y le entraba vértigo. Un vértigo que ya no le abandonaría durante el resto de su vida.

Con los ojos rojos e hinchados levantó la cabeza hacia el techo, resignado, pidiéndole a alguien una explicación, a alguien que le dijera que todo había sido una broma, que nada de lo que le habían dicho era cierto y que todo estaba bien...él necesitaba oir esas palabras para volver a vivir, para poder volver a respirar y no sentir que se ahogaba cada segundo.

Pero nadie le diría aquello y él lo sabía. Por eso estaba ahí, hundiendo su rostro en sus propios recuerdos, en su propio dolor, no sabía como podría vivir con aquello, como mirar a la gente a la que él más amaba y actuar como si no ocurriera nada. Ocultarles a ellos,a su propio reflejo que todo era normal...No creía que lo pudiera aguantar, él sólo, con un sólo corazón y una sola cabeza para pensar y actuar...y con tanta gente bajo su responsabilidad.

Se secó las lágrimas e intentó secarse también su alma y su corazón pero no pudo. Aún con la respiración ahogada y entrecortada se fue hacia el aseo para recomponerse. Si alguien no tenía que verlo angustiado era ella...Cuando entró en la habitación y la vio sobre la cama, no pudo más que sonreír al verla. Ella estaba dormida y él se sentó junto a su cama. La miró durante largo rato: su pelo, su rostro, aquel que él tantas veces había besado, observó su respiración y las débiles arrugas de sus ojos. Todos los años junto a ella pasaron rápidamente por su cabeza: el día que la vio por primera vez, desde su terraza, el día que la besó en aquel parque, cuando tan solo era una niña, el día que le pidió matrimonio, en una nota dentro de una lata de tomate...el día en que nació su primer hijo, cómo había sido una esposa y una madre ejemplar...Dios, cuanto la amaba!

Se quedó largo rato ahí, mirando al amor de su vida, reteniendo en su cabeza todos los momentos con ella, toda una vida llena de instantes felices y sintió una gran satisfacción mezclada con la tristeza que sentía l ver como se le escapaba y él no podía hacer nada para retenerla...Satisfacción porque él había amado, había mado con todo su corazón, y tenía hijos que corroboraban ese amor y esa vida junto a ella. Toda esa vida ya nadie podría arrebatársela, todos los recuerdos siempre serían suyos, guardados.

Ahora él camina con la cabeza alta, tiene más arrugas y los ojos más verdes. Formó una nueva familia pero adorando a cada uno de los miembros, a todos por igual. Hoy lo he visto. Estaba sentado delante de mi, él no sabía que yo le observaba, admirándolo. Lo admiro porque aprendió a vivir de nuevo a pesar del dolor, y siempre que puedo le doy la mano y lo animo a caminar, para que no sienta tanto vértigo...

Encuentro

Aquel día no tenía ganas de salir, era domingo. Estaba roja por el sol, cansada y hambrienta, se hubiera tumbado en el sofá a ver una película y se habría quedado dormida. Pero en el último momento de la tarde la convencieron. Esta bien, iremos a la fiesta de la playa.
Llegaron las primeras, como siempre, y esperaron a los demás. En un primer momento no reparó en su presencia, lo saludó como si tal cosa y dejó que el tiempo fluyera. Coincidió a su lado en el corro de la arena, quizás fue ahí cuando le miró a los ojos por primera vez. Esta vez si reparó en él, había algo en su mirada.

Pero no se sentía extraña sino divertida, entre risas, chistes y copas lo descubrió. Increíble, pensó, no puede ser cierto...La noche empezó a contener cierto aire mágico y todo ocurrió con total normalidad. Una conversación y una mirada. Ahí terminó todo.

Pasó algún que otro día y ella no pensó en aquella noche, la noche en que lo conoció. Quizás debería olvidar, por eso no se permitió el lujo del pensamiento. Pero el destino jugó bien sus cartas y días después volvió a ver aquella mirada, esa vez no pudo rechazarla...lo intentó pero no pudo luchar contra aquello y se dejó llevar...

Después de aquella noche, un solo encuentro más y su mirada desapareció. Se esfumó. Ella tenía tan claro lo que había sucedido que no pensó ni por un sólo segundo en el futuro, en un futuro encuentro. Noche de verano, amor de verano...no tiene la menor importancia.

Pero aquella mirada...volvió. Y al contemplarla tuvo la sensación de que él ya no era un extraño, ni un juego, ni uno más...había algo en él que la desconcertaba. Pasaron algunos días juntos, cinco encuentros tal vez y bastaron. Ella sabe que la distancia no es sabia en amores y que quizás lo que compartieron no fue amor exactamente pero que fantástico fue conocerlo. Y aunque la vida o el destino nunca vuelva a unirlos en un mismo lugar, aunque no vuelvan a verse, aquellos encuentros habrán merecido la pena, porque lo que ella no sabía y no comprendía en ese momento, es que conocerlo a él haría algo verdaderamente increíble: que ella se conociera a sí misma...

El regreso

Hoy parece que todo ha cambiado, el día está nublado, llueve, estamos en septiembre y el verano ha acabado para muchos. Pero ha cambiado sobre todo porque hoy, por fin, yo renuevo mi cafelito, un cafelito que ha estado de vacaciones durante un mes y al que le han ocurrido muchisimas cosas, la mayoría buenas eso si.

Ha sido un verano corto, muy corto en muchos sentidos, corto en sentimientos, en encuentros, en cenas...todo parece que ha sido demasiado escaso, y nos deja ese típico sabor de boca cuando el verano da los últimos coletazos, que todo te sabe a poco y te deja la sensación de no haber hecho lo suficiente.

Pero la verdad es que yo no me puedo quejar, he ido a millones de fiestas, tanto de trabajo como fuera de él, a la playita aunque la mayoría de los días han estado invadidas de medusas, he estado con mi flaca en Benabola, con mis niñas, despues de dos años fuimos a la feria de Málaga y... en fin, que he vivido un verano muy bueno y aún estoy por vivir el último mesesito estival. Aunque ahora la gente esté de exámenes y yo tenga que estar una semana metida en la redacción mientras mis jefes están de vacaciones, aqui aún se puede ir a la playa, es lo bueno que tiene vivir en marbellita...

Mañana más y más inspiración, eso espero...

Un beso

No es que muera de amor

La pasada noche alguien muy especial me recitó parte de esta poesía, yo no conocía el autor, Jaime Sabines, poeta mexicano, pero me encantó, así que tenía que estar aquí, en el cafelito...
A ver si os gusta, besitos.

NO ES QUE MUERA DE AMOR....

No es que muera de amor, muero de ti.
Muero de ti, amor, de amor de ti,
de urgencia mía de mi piel de ti,
de mi alma, de ti y de mi boca
y del insoportable que yo soy sin ti.

Muero de ti y de mi, muero de ambos,
de nosotros, de ese,
desgarrado, partido,
me muero, te muero, lo morimos.

Morimos en mi cuarto en que estoy solo,
en mi cama en que faltas,
en la calle donde mi brazo va vacío,
en el cine y los parques, los tranvías,
los lugares donde mi hombro
acostumbra tu cabeza
y mi mano tu mano
y todo yo te sé como yo mismo.

Morimos en el sitio que le he prestado al aire
para que estés fuera de mí,
y en el lugar en que el aire se acaba
cuando te echo mi piel encima
y nos conocemos en nosotros,
separados del mundo, dichosa, penetrada,
y cierto , interminable.

Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimos
entre los dos, ahora, separados,
del uno al otro, diariamente,
cayéndonos en múltiples estatuas,
en gestos que no vemos,
en nuestras manos que nos necesitan.

Nos morimos, amor, muero en tu vientre
que no muerdo ni beso,
en tus muslos dulcísimos y vivos,
en tu carne sin fin, muero de máscaras,
de triángulos oscuros e incesantes.
Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo,
de nuestra muerte ,amor, muero, morimos.
En el pozo de amor a todas horas,
inconsolable, a gritos,
dentro de mi, quiero decir, te llamo,
te llaman los que nacen, los que vienen
de atrás, de ti, los que a ti llegan.
Nos morimos, amor, y nada hacemos
sino morirnos más, hora tras hora,
y escribirnos y hablarnos y morirnos.

Autor: Jaime Sabines

Verano (1)

Perdón, perdón y mil veces perdón por esta ausencia tan grande en el cafelito, pero el verano está acabando conmigo, es lo que tiene querer llevarlo todo hacia adelante, trabajo, playa, fiestas, marcha...En fin que con tantas cosas siempre que me siento delante del ordenador es para ver los mails de la revista y apuntar a los eventos que tengo que ir yo...así me paso todo el día, corriendo de aqui para allá pero vamos que he de decir que estoy en una etapa MU FELIZ de mi vida.
Desde la última vez que escribí han ocurrido unas cuantas cosas y acontecimientos en mi vida: la primera y más importante fue la gran domingada (toda la familia Domínguez reunida), nos juntamos 12 primos hermanos de las mismas edades en Marbella, todos hicieron el graaaan esfuerzo de venir desde Sevilla hasta aqui..jejej. Allá que cenamos y ocupamos media playa de Benabola haciendo botellón...fue una noche suuuuper divertida, sobre todo con mi hermana en el coche: " a none vamos Falote?????..." jjejejejej. Ya es frase para la posteridad.
Después de la domingada vino la visita de Elena y María a Marbella...un finde muy divertido, todo el día en las carpitas y de cenitas...
Después la fiesta del Bounty donde nos lo pasamos taaan bien y donde mi hermana y yo hicimos el idiota con el camello de peluche y el triciclo que nos encontramos por la calle...
Un día después llegó la segunda moraga del Long y esa sí que fue una moraga para recordar...
Y ayer vivimos el gran acontecimiento del verano: la fiesta hawaiana en la playa de Cabopino, todos medio disfrazados descalzas por la arena y barra libre toda la noche, lo mejor: la lola y amalia en la barra, tan estupendas con sus pareos y sus camisetas...
En fin...y así continúa mi verano, esta noche a trabajar un poquito y mañana un nuevo fin de semana...a este paso me da algo pero bueno, es verano y los veranos son lo mejor del año así que a disfrutar todos.
(Prometo poner fotitos de cada una de las fiestas para que os riáis un poquito...jejeje, por cierto, el siniestro de mi coche ya esta arreglado, hoy me lo dan...jujujujuju)

Un beso y si tardo en escribir perdonadme...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El sueño

Cerró los ojos y se dio media vuelta en la cama, tenía ganas de seguir soñando, soñando con ese sueño que la había hecho sonreir durante toda la noche. Parecía todo tan real...su vuelta, su caminar tranquilo y su sonrisa. Lo vio caminar hacia ella, como si nada, entró en la casa y soltó su maleta, listo para quedarse, para abrirse un hueco. De repente ella sintió que no quería que se quedara y le pidió que se marchara mirándole a los ojos, como le hubiera gustado hacer en la vida real. Él se fue pero se quedaron sus fotografías, él en una fiesta, él con su familia...es como si ella pudiera apreciar en el sueño lo que seguramente estaría ocurriendo en la vida real, por eso en su subsconciente lo echó sin temores, sin recelos...
Se dió la vuelta en la cama y volvió a relajarse, a seguir soñando...y entonces aparecía él, el importante, estaban metidos en un sueño de realidad y fantasía, donde él era valiente y ella una ganadora, donde eran capaces de compartir lo que no eran capaces de ver en la vida real, donde hay gente, conversaciones y problemas...
Sonó el despertador y quiso seguir durmiendo, cerrando fuertemente los ojos para que él volviera a su sueño pero fue inútil, porque ya se había ido...

Sábado 16

Sábado 16

La mayoría de las niñas llegaron puntuales a la cita del día 16. Cris y yo no podíamos creer que todas hubieran acudido a la cita que tanto tiempo llevábamos preparando, bueno todas menos Glo y Diana. Todas se morían de curiosidad por saber a donde las llevábamos con tanto misterio y Cristi yo yo disfrutábamos de lo lindo. Aparcamos los coches y llegamos al lugar!!! todas con la boca abierta al ver el chiringuito en medio de la nada. Sitio elegido: el Ranchón cubano. Con sus hamacas y sus palmeras...y como no, su banda cubana tocando en directo. Las niñas no se lo podían creer, "tiaaaa que divertido!!!!" Nos acomodamos en las 12 hamacas que habíamos reservado en primera línea de playa y empezó la fiesta...Baños esquivando a las medusas, una visita de cristi y mia al super en busca de aperitivos y bebida y cargar con la nevera con la comida que cada una se había encargado de preparar para el acontecimiento. Y ya empezamos a comer, beber, tomar el sol, a pasear y algunas, a dormir. A las 6 de la tarde en punto apareció el camarero en las hamacas con una bandeja con 10 mojitos...servidos a domicilio, y ya empezó lo verdaderamente divertido, a beber!!!después de aquel vivieron los mojitos con mi toque especial, me puse manos a la obra y debajo de la sombrilla, escondiendome del camarero preparé mis propios mojitos, con limón recién exprimido y hierbabuena cosechada en mi casa...Bebimos, bailamos, nos reímos, recordamos viejos tiempos y disfrutamos las unas de las otras hasta bien entrada la madrugada...
La verdad es que cuando recogimos y nos marchamos a mi me dio pena, pena porque se había acabado el día que tanto tiempo habíamos estado organizando Cristina y yo, aquellas tardes calurosas en Sevilla en nuestro 9 piso.
Fue un día estupendo, entre amigas que nunca han dejado de serlo y disfrutamos mucho. Así que tano calor y agobios merecieron la pena. Os aconsejo que si venís por Marbella no dejéis de venir al Ranchón...esl embrujo del amor...jejeje.
Un beso y gracias chicas por ese día tan especial..

(ojalá pudiera publicar aqui el video...bueno, mejor no...) ;)

Después de la alegría, el siniestro

Ya decía yo que no podía ser todo tan estupendo y tan perfecto. En medio de tanta alegría ocurrió un siniestro. ayer eran las seis de la tarde más o menos cuando llegué a la puerta de la casa de mi amiga Diana, después de haber dado unas cuantas vueltas sin haber encontrado aparcamiento, me dijo que lo dejara en la puerta de su casa, al lado del coche de su madre, total..si alguien necesita pasar a la casa de al lado, siempre tocan a la puerta para que retiremos un poco el coche..Mi respuesta: valeee, total, sólo va a ser media horita.

Durante todo el café nadie vino a quejarse de mi coche ni nada y yo pensando: oye, mira que bien...a la media hora más o menos, sería las 19.10 dije: bueno..me voy, voy al baño y me marcho, que tengo que estar a las 19.30 en una galería de arte para cubrir un evento..." Y...cuando estoy en el servicio oigo un estruendo impresionante...cristales rotos...vamos! que salgo del baño escopeteada porque lo primero que pensé fue: MI COCHE.

Cuando abrí la puerta no podía creer lo que veían mis ojos: una tia sentada plácidamente en su pedazo de 4 x 4 había dado marcha atrás tranquilamente sin mirar y se había estampado literalmente contra la parte trasera de mi coche!!!!!!!!!!!! A verrrr, señoraaa, usted no tiene ojos en la cara o que??? porque mi coche es chico pero se ve!!!! Yo tuve que respirar muuuuyyy despacio unas cuantas veces para hablar con la señora, que no se bajaba del coche ni a la de tres.

Yo: señoraaa, usted no ha mirado por el espejo??? no ha visto el coche o que???

Ella: yo siempre marcha atrás..yo no mirar, yo pensar que no había nada...(extranjera) pero vamos, culpa mía no es...

Yo: ahhh, no, será mía, que estaba dentro tomando un café tranquilamente...

Conclusión: llamar a la policía a ver quien tenía la culpa de las dos. Hora: 19:25. Imposible estar a las 19.30 en la galería!!! llamando a mi fotógrafo, a mi jefa...y la tía erre que erre que la culpa no era suya...

A las 19.45 la policía dio por terminado el asunto. Culpable: la señora. La inocente y jodida sin coche una temporadita: Yo misma.

Vamos! que ayer mejor que no me hubiera levantado, allá que me fui hasta mi casa rodeada de cristales con mi hermana escoltándome y eso sí, muy fresquita por el aire que entraba por la parte trasera...

Dentro de unas horas espero por lo menos tener el cristal para poder circular porque si no, estoy jodida, muy jodida...Hoy estoy bebiendo café amargo y sin azúcar!!!

La primera del Long

La primera del Long

Anoche tuvo lugar la primera moraga del Long, eso es señal de que el verano ha empezado, y he de decir que ha empezado con fuerza, con tanta que tengo abandonado mi Cafele...y eso no puede ser! entre eventos, fiestas y playa estoy más perdida que nada...Sorry!!!

Bueno a lo que iba, anoche tuvo lugar la primera, la torre de madera, el olor a carbón, las estrellas, el mar y como no, el melón! ese mejungue tan rico que el Long prepara a escondidas..mmm sabe dios lo que le echará. Allí estábamos todas bebe que te bebe, lo malo era cuando el melón estaba recién hecho y a mi me tocaba pasarselo a mi hermana...que me tiraba media hora aguantando el melón hasta que ella se decidía a cogerlo, vamos! que esta mañana me he levantado y tenía músculos en los brazos de sujetar el meloncito...lo mejor era cuando a tu lado estaba el Long, que no tenías que sujetarlo más de medio segundo cuando él ya te lo había arrebatado de las manos...

Ayer no hubo cancion desde la torre sobre la R5 madrileña ni una piña desde las alturas pero hubo otro tipo de música y si hubo visita a las alturas.

Gracias Long, primero por leer el cafelito y segundo por seguir contando con nosotras para tus moraguitas, para cuando la siguiente???

En cuanto a mi nuevo trabajo sólo puedo decir que me siento como pez en el agua, feliz por lo que hago y feliz por el tiempo que tengo libre para salir y para esquivar medusas en la playa...por favor que alguien haga algo y quite todas las medusas que se han afincado en las aguas de Marbella...fuera fuera!!!

El viernes comenzó nuestra andadura veraniega por Benabola y este finde, para ser el primero del verano no ha tenido desperdicio: robo de una placa, baile creyéndonos go gos, 6 euros una botella de agua, una persecución, un lenguetazo en mi mejilla que casi mato al autor (pero que se creen los tios???) y un hasta luegoooo para luego mirar el reloj y ver que eran las 7 de la mañana y hacer el ridículo con un actimel caducado...

En fin, que para que el verano esté comenzando no nos podemos quejar en absoluto y todo, absolutamente todo, va sobre ruedas...

Un beso para todos

Mi primer acto

Ayer fui a mi primer acto como redactora oficial de Social Life Magazine. Evento a cubrir: una exposción de arte de Enar Cruz en la galería Dideh art. Quedé a la hora prevista con el fotógrafo en la puerta del hotel donde nos teníamos que encontrar y fue fácil reconcerlo, un argentino muy simpático. Conocerlo hizo que mis nervios desaparecieran. Al llegar a la exposición me presentó a la artista, una costariqueña muy simpática. A los pocos segundos yo ya estaba como pez en el agua, moviéndome entre los grupos, anotando cosas en mi libreta y lo más difícil, cogiendo todos los nombres de la personas que Claudio fotografiaba. Siempre de izquierda a derecha. Lo peor es cuando son ingleses o alemanes, con esos nombres extraños...yo ya directamente les sujetaba la copa de champán y les daba la libreta y el boli para que ellos mismos lo apuntaran. Gajes del oficio. Vamos que al la hora, mi fotógrafo se fue y yo me quedé caharlando con la gente, vamos! como si los conociera...Al terminar me quedé con ganas de más, si es que yo he nacido para este trabajo!!!
Esta tarde tengo dos eventos: una conferencia en una joyería y un partido de fútbol benéfico! ya os contaré que tal...
Os pido perdón si tengo un poco abandonados vuestros blogs, los leo eh? lo que pasa es que ando liada para comentar...
Un beso

La primera aventura

Mañana por fin firmo mi contrato. Menos mal que no ha sido hoy porque después de lo vivido anoche me hubiera sido imposible desplazarme esta mañana a algún sitio. Ayer por la noche mi amigo Fran inauguró su casa para los amigos. Sergio me dijo que le siguiera, que la casa estaba en la carretera de Istán. Menos mal que no le seguí al insensato porque nos podríamos haber despeñado por algun barranco, claro, él iba en todoterreno y nosotras en mi polito. Menos mal que dejé mi coche a mitad de camino porque si no...Al llegar a la casa, a "una" de las casas parece como si hubieramos llegado a una casita en medio de los Alpes Suizos, toda de madera, de techos altos, con unas vistas impresionantes a la montaña, con la piscina al borde de un barranco...en fin, una casa preciosa. Al llegar nos reencontramos con los amigos de siempre y conocimos a gente de todas partes del mundo, chinos, mexicanos, americanos, vamos! que aquello parecía la ONU. En fin, después de sentarnos para comer barbacoa y tener como dos horas de sobremesa acompañados con un bidón de sangría decidimos ir a ver la otra casa, la verdadera casa. He de puntualizar que está aún en construcción pero ahí fuimos, con las chanclas de playa a andar por el cemento, esquivando hierros y obstáculos. Esto provocó: un medio esguince en el tobillo de mi prima Amalia y una piña bastante considerable.
Resulta que fuimos a ver (no sé para qué) la piscina, puntualicemos, la casa estaba en construcción.
Todos ahí en el bordillo hablando a oscuras cuando se acerca un amigo con la guitarra de Sito al hombro y una mochila: "eh tios que hacéis aquí???" y de repente da un pasoo más y se cae al hueco de la piscina....oseaaaa Manueeelll, donde ibas hijo mío? el pobrecito no vio que el bordillo era estrecho y cayó directo al fondo de la piscina, que NO TENÍA AGUA, he dicho que estaba en construcción...jajajaj. El pobre, siempre se le recordará por eso, por eso y porque la piscina estaba recién pintada...
En fin, después de eso nos fuimos a otra piscina en medio del monte, esta vez si tenía agua y allí estuvimos, metidos en una medio obra, bebiendo ron caliente con coca cola y escuchando las canciones de Sito. Ya amaneciendo decidimos bajar las curvas y tuvimos problemas con el cinturón...verdad Pao??? en fin, que hoy no estoy muy lúcida...mañana os contaré que tal la segunda aventura del verano porque lo de anoche ya ha quedado registrada para siempre como la "primera del verano y la piña de Manuel.."jejejje.

Cerrando la puerta...

Cerrando la puerta...

Ha llegado el día de cerrar una puerta y abrir otra. Hoy me voy de Sevilla y a partir de ahora volveré tan solo de visita. Pena? Pues sí, la verdad, me ha dado pena cerrar esta mañana la puerta del piso y ver mi habitación totalmente vacía, sin fotos, sin adornos. Todos los recuerdos de lo que ese cuarto ha sido para mi están empaquetados y guardados en mi coche, listo para salir de viaje.
El salón no parece el mismo desde que yo empecé a empaquetar todas mis cosas y a despegar de las paredes todas las fotos. Esta mañana he echado un último vistazo y he recordado con claridad todos los momentos que he vivido en ese piso, que son muchísimos. Cuantos cumpleaños, cenas, películas, cafelitos, conversaciones, cuantas risas, bailes, botellones...y sobre todo un fin de semana en particular, recién llegada a Sevilla, cuando ese piso fue espectador de lo que yo llevaré en mi corazón para siempre.

Esta mañana he cerrado la puerta con suavidad, diciendo para mis adentros un leve y silencioso “hasta luego”. Y la puerta ha quedado cerrada detrás de mi.

Pero en cierta manera me siento alegre, feliz, porque voy a trabajar en lo que me gusta, en lo que siempre he soñado. A Sevilla siempre volveré, porque es mi ciudad, mis raíces, parte de mi vida y de mi familia.

Marbella es una nueva etapa, un nuevo comienzo y una nueva vida y me siento ilusionada. Allí están mis hermanos y ya, casi gran parte de mis amigas, así que no puedo quejarme en absoluto, al contrario, me siento feliz.

A partir de hoy los cafelitos adquirirán un nuevo sabor, porque tendrán una vida y un escenario diferente. Sabrán a verano y a mis primeras experiencias como redactora de “Social Life”.

Un besito para todos y bienvenidos a mi nueva vida!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hubo un momento...

Es la primera vez que publico dos post seguidos pero hoy la ocasión lo merece. Este texto va dirigido a mi amiga Elena, para que lo lea y lo relea cada vez que se sienta como ayer, para que no se desanime y para que sepa que lo logrará. Mi Jelen, no quiero verte triste así que leete este texto que una vez una amiga me mandó y siempre que puedo lo leo y me lo aplico!
un besito enorme

HUBO UN MOMENTO

Hubo un momento en el que creías que la tristeza sería eterna;
pero volviste a sorprenderte a ti mismo riendo sin parar.

Hubo un momento en el que dejaste de creer en el amor;
y luego apareció esa persona y no pudiste dejar de amarla cada día más.

Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir;
y conociste a ese amigo que te hizo reír y llorar, en los mejores y en
los peores momentos.

Hubo un momento en el que estabas seguro que la comunicación
con alguien se había perdido;
y fue luego cuando el cartero visitó el buzón de tu casa.

Hubo un momento en el que una pelea prometía ser eterna;
y sin dejarte ni siquiera entristecerte terminó en un abrazo.

Hubo un momento en que un examen parecía imposible de pasar;
y hoy es un examen más que aprobaste en tu carrera.

Hubo un momento en el que dudaste de encontrar un buen trabajo;
y hoy puedes darte el lujo de ahorrar para el futuro.

Hubo un momento en el que sentiste que no podrías hacer algo:
y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo.

Hubo un momento en el que creíste que nadie podía comprenderte;
y te quedaste boquiabierto mientras alguien parecía leer tu corazón.

Así como hubo momentos en que la vida cambió en un instante,
nunca olvides que aún habrá momentos en que lo imposible se tornará
un sueño hecho realidad.

Nunca dejes de soñar, porque soñar es el principio de un sueño hecho realidad.
Recuerda "todo lo que sucede, sucede por una razón"

Un recuerdo...

Un recuerdo...

“Recuerdo cuando lo que sentía por ti me quemaba el corazón. Recuerdo cuando mis propios sentimientos me hacían odiarme a mi misma por quererte así. Recuerdo el dolor que sentía al percibir que tú jamás me verías así, como yo te veía a ti.

Recuerdo perfectamente como lo que sentía por ti despareció a la fuerza, me lo arranqué yo misma con mis propias manos, me lo arranqué con rabia y dolor al ver que no era capaz de conseguirlo, a pesar de todo.

Quizás alguien pensara que confundía amistad con amor, que lo que yo sentía no era suficiente, pero se equivocaban, porque nadie, jamás, le querrá como yo le amé aquel día, en ese lugar, cuando él me miró con aquellos ojos.

A base de desengaños y situaciones reales e evidentes, no tuve más remedio que aceptar mi fracaso y continuar viéndolo como lo que es: un amigo. Desde entonces mi corazón vive aliviado y respira con normalidad. Desde que aquel especie de veneno abandonó mi ser. Sí, digo veneno porque eso era para mi, un veneno que sacaba lo peor de mi y me hacía ser egoísta. El amor a veces puede cegarte tanto que te hace enfrentarte incluso a ti misma y te hace crearte esperanzas de las que jamás lograrás salir, aún sabiendo que nunca lo lograrás.

Si él supiera lo que yo sé...”

( Ayer, al leer el post de Kamala, recordé este texto y lo saqué del rincón donde lo había guardado, desde el día en que lo escribí y lo guardé, hace ya algunos años, no había vuelto a sentir aquel dolor, aquella sensación de ahogo y abandono que una vez me provocó el enamorarme de él. Hace ya mucho tiempo que sentí aquello pero de vez en cuando es bueno enfrentarte a tus antiguos sentimientos, aunque ya no sientas nada, absolutamente nada, por esa persona)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres